viernes, 9 de abril de 2010

Juntos y revueltos

Aprovechando estos días de Semana Santa, como muchisima gente, nos hemos animaso a irnos de vacaciones. En el País Vasco tenemos la suerte que el Jueves Santo y el Lunes es festivo los dos días, así que juntamos unos días muy interesantes.
Este año nos hemos decidido por visitar a unos amigos en Madrid.
Yo ya me había puesto al día de la amplia agenda que disponía Madrid con la ocasión de celebrar el día Mundial del autismo, pero por razones que no vienen al caso nos fue imposible acercarnos al centro el dia 2, no obstante lo intentamos pero no pudimos.
Justo al día siguiente, nos fuimos a pasar la tarde al Parque Juan Carlos I , una zona con amplios Jardines y un estanque con unas grandes carpas, un catamarán y gente por todas partes.
Fuimos a pasear, a tomar aire fresco y que los peques corrieran y saltaran sin problemas.
A medida que íbamos andando nos encontrábamos con parques de juegos donde eran la delicia de pequeños y en ocasiones también de mayores. Padres que con la disculpa de que el niño tiene miedo se lo pasaban en grande ayudando a sus txikis y disfrutando tanto o mas que ellos.
Uno de estos parques con los que nos tropezamos fue un especie de tirolina en la que los txikis si que necesitaban ayuda para montarse.
Artiz y Asier corrieron a hacer la cola, siempre Asier expectante detrás de su hermano, pero al llegar, pues Aritz había corrido mas, Asier se encontró con que detrás de Aritz había otro peque.
Me miro, le miro a Aritz y acto seguido le dijo a el niño.
""" Oye te has colado """"
Y el niño ni le miro. Entonces le cogió la carita como yo le hago cuando le hablo y le dijo
""" Niño te has colado """
Yo enseguida me di cuenta de lo que pasaba y acudí para ayudarle, y a su vez una madre hizo lo mismo. Nos miramos y comprendimos enseguida lo que ocurría y me dijo
""" Es que Martin tiene .......""""
y yo le dije
""""" Asier también """"".
Y nos sonreímos , fue una conexion que nunca había sentido antes.
Aritz que había visto toda la escena, dejo pasar al pequeño y se puso justo delante de su hermano para que estuviera tranquilo.
No fue mas que un instante, pero la mirada que nos cruzamos, fue muy especial, espero poder tener conexiones tan bonitas en un futuro