martes, 12 de enero de 2010

Por fin llegó la nieve




Que bonito esta todo con el manto blanco que se queda tras una gran nevada. Hemos ido mucho a la nieve solos y desde hace unos años con los niños, pero tan cerca es mucho mas accesible.

El otro día, ya habían avisado en las noticias, pero como nunca aciertan, ni pensar de lo que venia y cuando nos levantamos había caído una nevada bastante considerable.

Animamos a los peques, aunque no hizo mucha falta, cogimos los trastos de la nieve y nos fuimos a un monte cerca de casa.

Estaba precioso, y como fuimos pronto no estaba la nieve pisada, bien, pues hace un tiempo hicimos la misma rutina, botas, gorros, pantalones de nieve y bien abrigaditos, pero, eso a Asier no le gusto mucho, sin avisar, sin preveer, así de repente.Pues bien el otro día, disfruto como nunca, haciendo un muñeco de nieve, haciendo ángeles de nieve, bajando en trineo y riéndose a carcajadas.


El problema fue cuando nos teníamos que ir y Asier no quería dejar el muñeco de nieve, nos contaba que no se podía quedar solo en el monte y se lo quería llevar a casa, pero le convencí diciéndole que no podía ser porque se derretiría y no estaría bien con nosotros en casa.

Nos fuimos algo mas convencidos a casa y ya estamos esperando otro día tan especial como este.

2 comentarios:

pablo castro dijo...

Nada hija haz como mi hugo traite una bola y la metes en la nevera......Un saludol

Marina dijo...

La foto lo dice todo!!!
Acá hace un calorrrrr, jeje
Besos