martes, 8 de septiembre de 2009

Senda Viva


Un parque muy familiar

Estando en Navarra ,aprovechamos para acercarnos al parque de Senda Viva, en Arguedas.
Habíamos oído hablar mucho de el y teníamos ganas ya desde el año pasado.
Aprovechando la cercanía nos animamos sin dudarlo.
El día estuvo genial, mucho calor, pero no había mucha gente, y eso es un punto a nuestro favor teniendo en cuenta que Asier ese tema lo lleva muy mal.
Empezamos por los Bobsleys y disfrutamos todos un montón,incluido nuestro txiki con todas las reservas que teníamos. Le costo subirse, pero luego no había manera de bajarlo.
Pero yo creo que sin duda lo que cautivo a todos los peques, fue el laberinto de agua, se refrescaron y disfrutaron como pececillos.
Asier desde el momento de entrar en Senda Viva, le llamo la atencion el burrito, que quien a estado ya sabe que echándole una moneda se mueve y lanza una pelota levantando el rabo.
Es una forma de llamar la atención de los pequeños y con el mio lo consiguieron.
Un parque pequeño, pero muy tranquilo para nuestros chicos.

Ultimo coletazo del verano


Beire, Olite y su castillo

Este verano lo hemos pasado haciendo bastantes actividades.
Los paseos de la mañana, la playa, el monte, los paseos en bici, los fuegos artificiales en fiestas y yo creo que aprovechándolo todo al máximo posible.
Nos quedaba una semana de vacaciones y nos la hemos cogido sin dudarlo.
Hemos escogido Navarra, por su clima, su cercanía y también por su encanto.
Cogimos una casita en Beire con otros amigos, la cual ha estado fenomenal .
Olite está muy cerca y no dudamos en visitar todas las calles y el casco antiguo del pueblo.
Una visita obligada ha sido el Castillo de Olite. Su vista panorámica desde la autopista es extraordinaria, y sin duda la visita no te deja indiferente.
Fuimos un grupo bastante grande con niños y optamos por la visita individual.
Los pequeños exploradores subieron y bajaron escaleras hasta quedar rendidos, y os prometo que la ultima torre, la mas alta, se te hace interminable.
Animo a visitar Olite y con ello su castillo, una aventura sin duda muy excitante.

El mar, Donostia y Asier


El peine de los Vientos

Muchisimas veces les habiamos llevado a nuestros peques a visitar el Peine de los vientos, uno de los sitios mas bonitos de Donosti, desde donde se aprecia y se siente la fuerza del viento y del agua, pero la verdad es que no les había gustado demasiado , un sitio mas.
El otro día tuvimos visita y nos acercamos dando un paseo.
Lo cierto es que nos acompañó tanto el sol, como un poquito de golpe en el agua para darle mas vidilla al asunto.
El peine de los vientos es, yo creo una de las esculturas mas bonitas e importantes que tiene Donosti creada por el escultor de la tierra Eduardo Chillida.
Aparte de los grandes peines colocados en unas rocas en el mar, hay un mirador muy grande con unos agujeros en el suelo. El agua golpea las rocas, y entra por unas toberas impulsándola y saliendo por los agujeros estrategicamente colocados en el suelo, se dice que Chillida lo diseño para que al salir el aire, se escuchara música .
Música era ver a todo el mudo jugar en los agujeros, pues el aire que salia era impresionante y no podíamos dejar de jugar ninguno de nosotros.
Los peques se lo pasaron de maravilla, y Asier disfrutó como nunca, saltando de un agujero a otro esperando por cual iba a salir el aire, riéndose y contagiandonos a todos su alegría.
Realmente si que oímos música, pues para nosotros sonaba a Réquiem.